Siempre ha sido muy habitual que se presentaran en nuestras viviendas comerciales de luz o gas pidiéndonos nuestras facturas para verificar nuestros datos personales o para alertarnos de un error en el contrato. Pues bien, esto ya ha pasado a la historia.

Como muchos de vosotros ya sabréis, desde el pasado 6 de octubre de 2018, el Gobierno aprobó un Real Decreto con el que estableció que las comercializadoras tanto de luz como de gas, tenían prohibido realizar visitas a puerta fría.

El motivo no fue otro que proteger a los consumidores frente a las desagradables visitas de comerciales de empresas que utilizaban malas prácticas para captar clientes, como por ejemplo cambiarles de tarifa, o hasta en algunos casos de compañía.

Por este motivo, desde Oppidumenergía hemos querido daros unos consejos en caso de que recibáis en vuestro domicilio una visita comercial, a la vez que recordaros que desde octubre del pasado año se trata de una estrategia no permitida por el estado, y que estáis en vuestro derecho de no querer atenderla.

Como consumidores de electricidad, resulta muy importante que conozcáis con que compañía tenéis contratados vuestros servicios, y que tengáis identificados los datos importantes de vuestro contrato, como el CUPS, la tarifa contratada o si pertenecéis al mercado libre o al mercado regulado, de esta forma hay menos posibilidades de que os engañen.

Si por cualquier circunstancia, pese a estar prohibido, os visita un comercial, y os cambia de compañía en contra de vuestra voluntad, debéis saber que contáis con 14 días naturales tras la firma, para poder desistir el contrato sin tener que dar justificación alguna a la compañía.

Si tras leer nuestro artículo te ha quedado alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros llamándonos al 900 205 025 o escribiéndonos un correo electrónico a atencionalcliente@oppidumenergia.com