Ya hemos entrado de lleno en el invierno con y con ello llega el frío, las frecuentes lluvias e incluso nieve en zonas de interior. Desde ya hace unos meses ya somos muchos los que hacemos uso de la calefacción para hallar el confort en el trabajo, en casa, en el colegio…

Pero, ¿Qué pasa cuando llega la factura de la luz?

¡Sorpresa! ¿Cómo puede ser que el último mes haya consumido mucho más de lo habitual o incluso el doble? La calefacción puede suponer casi la mitad (un 46%) del consumo energético de un hogar español medio, según el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE).  A mayor consumo, mayor importe de la factura.

Consejos para reducir el consumo

Los siguientes cuatro consejos nos pueden ayudar a reducir el consumo haciendo un uso eficiente de la calefacción:

  1. La temperatura de confort. La temperatura con la que estamos más a gusto en nuestra vida diaria oscila entre los 19 y los 21 grados centígrados. Para dormir, la temperatura recomendada va de los 15 a los 17 grados. Además, las temperaturas superiores a los 23 grados resecan el aire y provocan sensación de incomodidad. Hay que tener en cuenta que cada grado más de temperatura supone un 7% de gasto de combustible, así que es buena idea considerar otras opciones —como una manta o un jersey— antes de tocar el termostato.
  1. El aislamiento. Son tan importantes unos buenos sistemas de aislamiento (puertas, ventanas, paredes…) como nuestras prácticas. Mantener las puertas cerradas puede reducir hasta un 30% la energía utilizada para recalentar el ambiente. Con ventilar durante diez minutos es suficiente para renovar el aire sin enfriar las paredes y el suelo.
  1. Aprovechar la luz solar. En España disfrutamos de los mayores índices de radiación solar, aprovechémoslo. Simplemente manteniendo las persianas y las cortinas abiertas durante el día, conseguiremos aportar calor a nuestro hogar sin tener que encender el sistema de calefacción. Cerrándolas por la noche aumentaremos el aislamiento.
  2. Programar el termostato. Gracias a los termostatos podemos programar el encendido y apagado de los sistemas de calefacción según la hora y la temperatura optimizando el consumo.  Además, si contamos con los nuevos sistemas inteligentes podemos programar el encendido de los sistemas de calefacción incluso desde el Smartphone.

Aprovechamos para desearos unas Felices Navidades, que disfrutéis de las fiestas con la familia y los amigos y agradeceros confiar en nosotros, Oppidumenergía.