¿Sabías que puedes elegir libremente la compañía eléctrica que gestione tu consumo y factura?

Al igual que en el sector de la telefonía, cualquier usuario es libre de cambiar de contrato y elegir la compañía que le ofrezca mejor precio, mejor atención al cliente, mayor transparencia, mayor confianza e incluso que solo venda energía verde 100% renovable.

Es importante definir que es (o que era) una compañía eléctrica. Anteriormente en España existían solo unas pocas empresas dedicadas al sector eléctrico: Iberdrola, Endesa, Gas Natural… Al haber tan poca competencia el mercado vivía un oligopolio sin oportunidad de competencia de precios. Pero en 1997 se inició la liberalización del Sector Eléctrico y a partir de 2009 desaparece el concepto de compañía eléctrica y aparecen 2 actividades nuevas: distribución y comercialización.

La distribución consiste en llevar a cada consumidor la electricidad a través de las líneas de media y baja tensión hasta el punto de entrada en la instalación del cliente, el contador. Las distribuidoras son las encargadas de esta actividad y sus retribuciones son definidas por el gobierno, siendo iguales para todas independientemente de su localización. Cada distribuidora tiene definida un área de operación:

Cada consumidor tiene una distribuidora asociada y no puede acogerse a otra. Por ejemplo, en Castellón de la Plana la distribuidora es Iberdrola Distribución.

En cambio, la actividad de comercialización es de libre elección. El consumidor puede elegir a la comercializadora libremente habiendo más de 200 operando en todo el territorio nacional. Las comercializadoras ejercen el papel de intermediarios entre el consumidor, las distribuidoras y el mercado de energía. Son las que emiten la factura al cliente con todos los conceptos que conlleva: término de energía, término de potencia, impuestos…Gracias a ello el consumidor final gana competividad pudiendo elegir la comercializadora que le ofrezca la mayor relación precio, atención al cliente y confianza.

¿Cómo cambiar de comercializadora?

Cambiar de comercializadora es fácil. Tan solo nos hace falta aportar los datos del suministro (aparecen en la factura), número de cuenta, fotocopia del DNI, número de teléfono y firmar el contrato. En baja tensión el contrato tiene permanencia de 1 año a partir del cual nos podemos ir cuando deseemos.

¿Existen riesgos al cambiar de comercializadora? ¿Me quedaré sin luz durante el cambio?

En ningún momento el suministro queda desconectado de la red ni existen sobrecostes asociados. El único riesgo es caer en la trampa de algún comercial sin escrúpulos y firmar un precio superior al que teníamos. Cuando queramos saber el ahorro que supone el cambio de comercializadora debemos fijarnos en 3 aspectos principales:

  • Término de potencia: es el fijo que pagamos solo por tener la disponibilidad de la potencia. El precio viene en €/kW.
  • Término de energía: es el precio en €/kWh que pagamos por la energía consumida. Es la variable principal de la factura.
  • Servicios adicionales: son servicios innecesarios a través de los cuales pueden intentar asignarnos una cuota mensual que va incrementando la factura. Si leemos la letra pequeña veremos como no tienen valor útil.

Es muy importante fijarnos también en los descuentos que nos ofrezcan. De nada vale que nos apliquen un descuento del 10% si el precio donde se aplica es alto. Tenemos que fijarnos en el precio final. Cuando nos hablan de descuentos la tendencia del público es pensar que se aplica sobre el total de la factura, pero no es así. La “trampa” comercial es aplicar el descuento en un concepto compensándolo con la subida de precio de otro.

Para no caer en estafas, debemos elegir una comercializadora que nos trasmita confianza, transparencia, y nos ofrezca un trato personalizado, siendo muy importante contratar un precio fijo que se mantenga en el futuro, puesto que evitará que tengamos sorpresas a final de mes en nuestra factura de la luz.

Un ejemplo del buen hacer es la comercializadora eléctrica de Castellón, Oppidumenergía, cuyo con ámbito de actuación es toda España, que va creciendo día a día consiguiendo la mejor atención al cliente con unos precios altamente competitivos.