¿Cuántas veces has recibido tu factura eléctrica y no la has podido comprender? Seguramente al ver tu factura eléctrica te preguntes de dónde vienen y qué significa cada componente hasta llegar al importe final, además es probable que esto te pase cada vez que te llega a tu correo electrónico, por ello Oppidumenergía ha diseñado una factura eléctrica con la que podrás comprender todos los costes de la energía, una de nuestras muchas diferencias como comercializadora.

Conociendo la factura eléctrica

Hemos tomado como ejemplo una factura eléctrica real de Oppidumenergía para que conozcas bien todos sus apartados:

factura electrica

factura electrica

La factura eléctrica está dividida en 10 apartados, para que puedas identificarlos de forma individual y analizarlos por separado:

  1. Datos del contrato con las direcciones de envío y facturación

En este primer apartado aparecen los datos de envío e identificación del titular del contrato, así como sus datos de facturación.

  1. Datos del punto de suministro

Este apartado recoge otros muchos que vamos a detallar a continuación, aparte de otra información como observaciones en el caso necesario.

  1. Dirección del suministro e información del contrato y tarifa

Hace referencia a la dirección del suministro eléctrico mostrando además sus códigos de identificación. También muestra la fecha fin de contrato y el tipo de tarifa.

  1. Resumen de energía e importe facturados

Importante apartado en el que aparece el número de factura, el rango de fechas facturado, la fecha de factura y el vencimiento. Muestra también la cantidad de energía consumida y el importe total.

  1. Información sobre la producción de electricidad

Aquí se recoge información oficial sobre el origen de la energía consumida durante el año anterior y su impacto en el medio ambiente.

  1. Contacto de la comercializadora y de la distribuidora para averías

Muestra las formas de contacto con la comercializadora y también con la distribuidora, que es la que se encarga de las averías.

  1. Datos de lecturas leídas en el contador

Una de las partes más importantes de la factura llega aquí con los datos de lecturas. Aquí vemos:

  • Potencia contratada: es la cantidad de potencia que tenemos disponible en nuestra instalación y dependiendo de ella podremos utilizar más electrodomésticos o menos simultáneamente. Próximamente os explicaremos cual debería ser vuestra potencia contratada dependiendo de vuestras instalaciones.
  • Consumo activa: aquí se indica la cantidad de energía consumida desde la fecha anterior hasta la actual. El contador eléctrico va leyendo continuamente y cuando la distribuidora pasa lectura apunta la lectura y la fecha, de forma que el diferencial entre 2 fechas será el consumo a facturar.
  • Consumo reactiva: al igual que se lee la energía activa también se puede leer la reactiva, aunque la mayoría de contadores residenciales no lo hacen. Esta es una energía creada cuando hay elementos como bobinas y/o condensadores, es poco común que aparezca en un hogar y a no ser que sea superior al 33% de la activa no penaliza y no se cobra.
  • Maxímetros: es el indicador del pico de potencia registrado durante el rango de tiempo facturado. Con este dato podemos conocer si tenemos la potencia contratada en exceso o necesitamos más para que no nos penalice, ya que si es superior a la contratada tendremos que pagar de más. En las instalaciones domésticas no suele hallarse maxímetro.
  1. Términos facturados

Llegamos a la parte quizás más importante de la factura ya que de ello depende el importe a pagar.

  • Término de potencia: es el importe que pagamos por la potencia contratada. Multiplica la potencia facturada (la contratada) por la cantidad de días de lectura y el precio establecido. En este importe se incluye y detalla lo que se factura por el peaje de acceso, que es el pago que se hace por el uso de las redes de distribución. Es un coste fijo que no depende del consumo energético. La primera medida de ahorro que tenemos se encuentra aquí, ya que si tenemos contratada una potencia superior a la que necesitamos estamos pagando de más innecesariamente. Por otra parte, si siempre nos salta la potencia al utilizar los electrodomésticos y por comodidad queremos poder utilizar varios a la vez, deberíamos aumentar la potencia contratada, lo cual llevaría a incrementar el importe del término de potencia.
  • Término de energía: es el importe que pagamos por la energía consumida. Multiplica la energía por el precio establecido en el contrato. En este importe se incluye principalmente el coste de la generación de energía junto con otros procesos necesarios para gestionarla. Es un coste variable que depende de nuestro propio consumo. Es aquí donde más margen de ahorro puede haber al contratar una comercializadora u otra dependiendo del precio que nos ofrezcan.
  1. Otros Importes

Existen otros importes, así como servicios complementarios e impuestos:

  • Servicios: Si tienes algún servicio contratado éste incrementará el coste de la factura. Es conveniente leer atentamente la letra pequeña de los servicios que nos ofrecen ya que la mayoría no son útiles, no son aplicables a nuestra instalación o nos aportan un derecho que ya tenemos de por sí. Muchas veces podemos ahorrar dando de baja servicios innecesarios que tengamos contratados.
  • Impuestos de electricidad: Es un tributo sobre la electricidad que establece el Gobierno. Se calcula mediante una fórmula preestablecida.
  • Alquiler de equipos de medida y control: Es la cantidad que se paga por el alquiler del contador. Si lo tienes en propiedad, no se te cobrará este concepto.
  1. Facturación total

Con los puntos vistos anteriormente se forma el importe total de la factura.

Esperamos haberte ayudado a comprender la factura eléctrica, todo lo que engloba y los aspectos claves de ahorro. Próximamente profundizaremos en elementos como el tipo de tarifa, término de potencia, el precio de la energía, la energía reactiva…