Cada vivienda necesita una potencia diferente en función de sus necesidades, del número de personas que vivan en ella , y de otros muchos aspectos.

Así pues, para calcular la potencia exacta que necesitas en tu casa, puedes utilizar diferentes métodos como:

  • Utiliza una calculadora de potencia que realice el cálculo en base a los electrodomésticos que tengas en casa y a los metros cuadrados de la vivienda.
  • Otra opción es, contratar a un electricista para que realice una estimación de la potencia que necesitas en función de las condiciones y los aparatos eléctricos que se utilicen simultáneamente.
  • Por último, puedes enchufar cada aparato eléctrico por separado y de esta forma medir el  consumo que tiene de manera independientemente.

Nuestro mejor consejo para conocer la potencia que realmente necesitas es que accedas a la web de tu compañía distribuidora, te registres con los datos de tu suministro, y observes el histórico de consumos y de potencias. De esta manera conocerás cómo es el gráfico de tu día a día y decidir la potencia que más te conviene contratar.