Las tarifas de discriminación horaria son las grandes desconocidas del mercado eléctrico. La lógica sobre su ahorro es evidente, al pagar menos por el peaje, el kW es más económico en determinadas horas del día a cambio de pagar un poco más durante el resto.

El objetivo de las tarifas de discriminación horaria es reducir el consumo en horas de mayor demanda, teniendo de esta manera 14 horas al día con unos precios más económicos,  y solo 10 horas, con precios más caros.

Es importante señalar que esta franja de precios se ve modificada por el cambio de horario de invierno a verano y viceversa.  En invierno, las horas más económicas son de 22h. a 12h. y las más caras de 12 h. a 21h. Mientras que, en verano, se ven modificadas siendo las más económicas de 23h. a 13h. y las más caras de 13h. a 23h.

Una vez explicado esto, ¿cómo podemos saber cuándo nos convendrá contratar una tarifa de discriminación horaria? Evidentemente, cuando la mayor parte del consumo se centre a partir de la noche, ya que de esta manera, podremos ahorrar alrededor de un 50% más que con una tarifa convencional. También nos convendrá contratarla cuando dispongamos de contadores digitales que sean capaces de leer las horas en las que se realiza el consumo diario y cuando tengamos electrodomésticos de bajo consumo.

Si quieres tener más información sobre las tarifas de discriminación horaria, y te gustaría que analizáramos tu factura eléctrica, envíanos un correo electrónico a atencionalcliente@oppidumenergia.com o llámanos a nuestro teléfono gratuito 900 205 025 donde estaremos encantados de atenderte.