El pasado 5 de abril, El Consejo de Ministros, aprobó el Real Decreto (244/2019) por el que regulará el autoconsumo eléctrico en nuestro país. Entre las nueve medidas, se establece la regulación de la figura del consumidor colectivo, dando la posibilidad de compartir un mismo sistema de generación de energía entre varios consumidores.

Esta figura del consumidor colectivo facilitará a las comunidades de vecinos la instalación de placas fotovoltaicas, ya que permite que edificios próximos puedan unirse para utilizar la energía de una misma planta de generación.

Además de esto, el Real Decreto también contempla la posibilidad de aprovechar el excedente de energía procedente de un vecino que se encuentre a menos de 500 metros, si este no consume el total de su parte proporcional, además de facilitar los trámites administrativos a los pequeños consumidores, pues únicamente se tendrá que notificar la instalación a su Comunidad Autónoma correspondiente.

Por otra parte, se establece un sistema de compensación para los excedentes de electricidad, teniendo desde ahora las comercializadoras eléctricas que compensar a los consumidores en las facturas mensuales, por aquella energía que se produzca en sus placas fotovoltaicas y estos vuelquen a la red. A su vez, se exime a las instalaciones de autoconsumo sin excedentes de la necesidad de la obtención de los permisos de acceso y conexión de las instalaciones de generación, así como aquellas con excedente con potencia igual o inferior a 15 kW en suelo urbanizable.

Cabe señalar que esta compensación, según indica la Ministra Teresa Ribera, solo se realizará como una variable de participación en el sistema energético, y no como una forma de hacer negocio a partir de la generación de energía.