El pasado día 5 de Octubre, El Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-Ley con el que pretende evitar que los consumidores de electricidad se vean afectados por el incremento de los precios de las materias primas.

Entre algunas de las medidas principales del Real Decreto-Ley aparece la intención de fomentar el autoconsumo eliminando el impuesto al sol y prorrogando los permisos de acceso y conexión, a la vez que elimina la figura del gestor de carga.

Por otra parte, también se contemplan cambios en el bono social eléctrico, pudiéndose acoger desde el pasado viernes, las familias monoparentales que no superen el 0.5 veces el IPREM. A su vez, se prohibirá el corte del suministro a los hogares con un menor de hasta 16 años y/o hogares con personas discapacitadas del 33% o superior. Del mismo modo, que se aplicará esta medida a los hogares con personas en situación de dependencia II y III.

Asimismo, la factura eléctrica también sufrirá algunos cambios, en contadores inteligentes, se reducirá los escalones de potencia en múltiplos de 1,1 a 0.1, lo que facilitará al usuario final que solo contrate lo que realmente consume.

En lo que respecta a las comercializadoras, deberán incluir en la factura de sus clientes de PVPC, el importe al que hubiese ascendido por haberse aplicado una tarifa con discriminación horaria, a la que puedan acceder, dos precios divididos en tramos  (punta y valle) o tres tramos (punta,valle y supervalle).

Si queréis conocer toda la información sobre el nuevo Real Decreto-Ley podéis consultar el BOE del sábado 6 de octubre de 2018.