El Consejo de Ministros aprobó ayer martes 7 de julio de 2020, un Real Decreto a través del cual se establece la prohibición de corte de los suministros de electricidad, agua y gas, hasta el próximo 30 de septiembre.

Estas medidas, implantadas únicamente durante el estado de alarma, no están totalmente claras ya que no se ha publicado integramente el Real Decreto donde se explica detalladamente, aunque en rasgos generales, se prohibirá el corte de los suministros esenciales hasta finales de septiembre como escudo social para paliar los efectos de la crisis sanitaria en los más desfavorecidos. Dicha prohibición, no será de ámbito general, sino que se aplicará únicamente a particulares, y a los suministros adscritos a su vivienda habitual, por lo que el propietario deberá acreditar fehacientemente esta circunstancia para que no se realice el corte del suministro.

Por otra parte, este Real Decreto, también recoge la ampliación de la validez del Bono Social hasta el próximo 30 de septiembre, estimándose que unos 70.000 usuarios se beneficiarán de esta prorroga automática.