Durante los meses del verano, se dispara la utilización de aires acondicionados. Desde centros comerciales, hasta oficinas y viviendas, el aire acondicionado se ha convertido en el mejor aliado para combatir las altas temperaturas durante los sofocantes meses del verano.

Así pues, desde Oppidumenergía queremos dejarte algunos consejos para que este año disfrutes de los beneficios del aire acondicionado sin dejar de ser eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

En primer lugar, nuestro mejor consejo es que adquieras un aire acondicionado con certificación energética homologada, ya que te asegurarás que el ahorro indicado es real y que no es un fraude. Por otra parte, es aconsejable adquirir un aire acondicionado con eficiencia A+++, aunque el precio sea un poco más elevado, en poco meses podrás recuperar la inversión puesto que ayudan a ahorrar energía hasta un 40% más que uno de categoría inferior.

También resulta muy importante el lugar donde se realiza la instalación, ya que lo más recomendable es instalarlo en lugares bien ventilados y donde tenga poca exposición solar, además de asegurarnos que siempre que esté en funcionamiento tenga un correcto aislamiento cerrando ventanas y puertas. En caso de que existan toldos, es recomendable mantenerlos cerrados al igual que las persianas, debido a que contribuyen a que el sol no penetre en el habitáculo.

Si hablamos de la temperatura adecuada, se recomienda no excederse de los 12 grado de diferencia entre el interior y el exterior, siendo entre 24 y 26 grados una buena temperatura para que podamos sentir frescor, pero sin malgastar energía. Además, también resulta conveniente escoger el modo ahorro de energía o eco, ya que permite ahorrar energía sin dejar de perder eficacia.

Por otra parte, aunque creamos que mantener el aire acondicionado encendido durante un periodo medianamente largo consume más que apagarlo y volverlo a encender, estamos cayendo en un error, puesto que haciendo esto solo conseguiremos aumentar su consumo de manera excesiva.

Por último, es muy aconsejable mantener los equipos de aires acondicionados  limpios y con el debido gas refrigerante cargado, para así asegurarnos que su funcionamiento sea optimo.