Ayer martes 12 de marzo, el Gobierno anunció la vuelta de los famosos Suplementos Territoriales. Así pues, serán muchas las Comunidades Autónomas que después de seis años, obligarán a sus ciudadanos a abonar los impuestos ambientales que recaudaban en el año 2013.

Solo se librarán del pago de los Suplementos Territoriales el País Vasco, Baleares y Canarias, mientras que La Rioja, Murcia y La Comunidad Valenciana, no tendrán que abonar en este caso el importe, puesto que ya realizaron su pago en enero del año 2017.

Es importante resaltar que, aun siendo las comercializadoras eléctricas las encargada de cargar el importe en las facturas de sus clientes, se trata de un impuesto que se recauda íntegramente en beneficio de las Comunidades Autónomas. Eso sí, dicho importe en la mayoría de casos será casi imperceptible ya que se trata de una cuantía bastante baja.

Esta nueva reactivación de los Suplementos Territoriales, unidos al impuesto de generación del 7% que ha anunciado también el Gobierno esta misma semana, provocarán un incremento en la factura de la luz a gran parte de la población.