A finales del pasado año, las explotaciones españolas de carbón, se vieron amenazadas por el gobierno a devolver las ayudas que estaban recibiendo lo que explica por qué en la actualidad solo un par de explotaciones se encuentren activas y en su mayoría hayan tenido que cerrar sus puertas definitivamente.

La actual falta de producción de carbón de nuestro país, debido a estos cierres hace que entren a marcar el precio de la electricidad los ciclos combinados, además de provocar que las grandes eléctricas se aprovechen de la situación adquiriendo el carbón de países como Rusia, Colombia o Indonesia produciendo una gran subida del precio de la electricidad en el mercado eléctrico.