Desde Oppidumenergía queremos poner en su conocimiento las medidas tomadas por el Gobierno de España a causa del estado de alarma actual, en referencia a su suministro de electricidad, mediante el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo

Según el artículo 42, para autónomos y empresas que lo acrediten, sin coste alguno, se permitirá:

  • Suspender su suministro de electricidad temporalmente.
  • modificar sus contratos de electricidad.
  • cambios de potencia, aunque se haya realizado alguna otra modificación de potencia durante los 12 meses anteriores.

Una vez finalizado el estado de alarma, tendrán un plazo de tres meses para indicar a su comercializadora tanto la reactivación del suministro como la modificación de potencia. No se deberá proceder a la revisión de las instalaciones de más de veinte años si no se supera la potencia contratada antes del inicio del estado de alarma.

Así pues, solo se tendrán que hacer efectivos:

  • Los gastos derivados de los derechos de extensión si se incrementa la potencia por encima del umbral contratado antes del inicio del estado de alarma.
  • Pagos por supervisión de instalaciones cedidas.
  • Pago de actuaciones en las que resulte necesario el cambio de equipos de medida

Según el Artículo 44, de este mismo Real Decreto 11.2020, durante el estado de alarma, los Autónomos que acrediten dicha condición mediante su alta en la Seguridad Social, trabajadores por cuenta propia , y pequeña y mediana empresa, podrán solicitar la suspensión del pago de las facturas que contengan algún día dentro del estado de alarma, mediante una solicitud indicando el nombre del titular del suministro y el CUPS correspondiente.

Las cantidades adeudadas se regularizarán a partes iguales en las facturas emitidas, correspondientes a los periodos de facturación en los que se integren los siguientes seis meses tras el fin del estado de alarma. Quien se acoja a la suspensión de la facturación no podrá cambiar de comercializadora eléctrica mientras no se haya completado dicha regularización.