La nueva Directiva 944/2019 y Reglamento 943/2019, llevarán a cabo el nuevo acuerdo del mercado eléctrico español por el que se establece que los clientes activos, la respuesta de la demanda y el almacenamiento, pasan a ser elementos los clave en el acuerdo.

Así pues, según indica el instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), esta nueva regulación esta enfocada a que el cliente pase a ser la respuesta a la demanda activa, y el almacenamiento sea imprescindible en el nuevo marco normativo español.

Gracias a esta nueva Directiva y Reglamento, España pone fin al paquete de energía limpia que se firmó a finales del año 2019, ya que será decisiva para alcanzar los objetivos en materia de renovables que se establecen para el año 2030.