Luis F. Valero

D.General de Estrategias Eléctricas Integrales S.A. (Oppidumenergía). Experto en el Mercado Energético.

Ha participado en la liberalización del mercado eléctrico y gasista español.

 

Están apareciendo diferentes comunicados achacando la subida de precios por el incremento del precio del petróleo, del gas, del carbón, y de los derechos de CO2. Pero no debemos de olvidar la casuística particular de nuestro mercado eléctrico, en donde la generación hidroeléctrica juega un papel fundamental.

No se puede entender unos precios elevados de la electricidad en el 2018 cuando está siendo un año de una climatología excelente que debería empujar a tener unos precios de electricidad bajos si los comparamos con el año 2017, dado que hemos y estamos teniendo: fuertes lluvias, vientos, y temperatura en rangos altos en invierno y bajos en verano. Esto está dando lugar a que la generación hidroeléctrica este muy por encima de la del año pasado, exactamente un 159,7% en el mes de julio del 2018 siguiendo está tónica en agosto y septiembre.

La mayor generación hidroeléctrica, que debería de ayudar a contener los pecios de la electricidad, no está produciendo sus frutos.

En el mes de julio del 2017 el precio de la electricidad fue de 48,63€/MWh, con poca producción hidroeléctrica, y este año con un 159,7% más de producción hidroeléctrica, el precio fue de 61,88€/MWh. En el cuadro se aprecia el fuerte incremento de los precios de la electricidad desde mayo del 2018 y su comparación con el 2017.

Esto quiere decir que hay otras razones por las que el precio de la electricidad está siendo más alto de lo razonable. Razones que no tienen que ver con factores técnicos como son: la capacidad de producción de las diferentes tecnologías de generación que van entrando con sus ofertas en el sistema, el precio de la materia prima, y el precio del CO2. La realidad es el llamado coste de oportunidad quién determina el precio final. Coste de oportunidad que lo determina a su antojo el oligopolio. Debemos de hacernos una pregunta: ¿cuánto cuesta generar un MWh en las centrales hidroeléctricas, centrales térmicas de carbón, y ciclos combinados?.

Aquí entramos en una zona oscura, dado que el oligopolio no publica sus costes de producción. Para ello, tanto la CNE, en su momento, como ahora la CNMC realizan una estimación aplicando un método denominado: Coste Variable Revelado -CVR-. según el cual, el coste de generación de las centrales hidroeléctricas está entre 32 y 39 €/MWh, dependiendo si son menor de 10MW o mayor de 10MW de potencia de generación. Recordemos que en este caso el coste de la materia prima es 0€.

El coste de generación de las centrales térmicas de carbón está en los 13,67€/MWh de coste de producción que más el coste de la materia prima y el coste de los derechos de emisión, eleva el coste final en torno a 71,83€/MWh. El coste de generación de los ciclos combinados está en 26,37€/MWh de coste de producción, que más el coste de la materia prima y derechos de CO2, eleva el coste final en torno a 68,64€/MWh. En ambos casos se ha tenido en cuenta el incremento del coste de la materia prima y del CO2.

La segunda pregunta es, ¿si éstos son los precios de generación, por qué la hidroeléctrica está marcando esos abusivos precios de la electricidad? Esta fuente de generación es la que está marcando el precio final de la electricidad, dado que es la última que entra en el sistema y, además su potencia de generación es el doble que la de las centrales de carbón. Por lo tanto, debería de empujar hacia abajo el precio de la electricidad dado que el sistema que tenemos de cálculo de precios es el denominado marginalista y por ello, los precios se establecen según las tecnologías que van entrando en el sistema las cuales, compiten por ello, es decir, ofrecen producción y precio, y el modelo se cierra con la última oferta, que es la de la hidroeléctrica. En el cuadro se ve que en septiembre la tecnología que más veces a marcado el precio es la hidroeléctrica (HI).

Por lo tanto, la hidroeléctrica está marcando precios similares a las térmicas de carbón (+70€MWh). ¿Cómo llamaríamos a esto?.

No debemos de olvidar que el oligopolio es el propietario de la mayoría de las centrales hidroeléctricas y térmicas de carbón y gas. Por lo tanto, huele a una clara manipulación de los precios de la electricidad.

Pero esto tiene un porqué. Es nada más y nada menos, que se busca que el coste de desmantelamiento de las centrales térmicas de carbón y nucleares sea a costa del recibo de la luz, y que se produzca un cambio en el modelo energético en España, en donde las centrales térmicas de gas tomen un protagonismo que ahora no tienen dado que apenas entran en el sistema. El oligopolio está aprovechando la fuerte debilidad del gobierno para defender su posición utilizando para ellos a los consumidores. (En el cuadro vemos que las TCC apenas entran en el sistema).

Mientras tanto, ¿qué hace el Gobierno y la CNMC?. Nada, ponerse de perfil. Ya vimos la profundidad con la que respondió la ministra el pasado día 19 de septiembre. Esta situación, de continuar, va a afectar al PIB dado que afectará a las empresas, y por tanto al crecimiento económico. ¡¡Andémonos con ojo!!