En el anterior artículo hablábamos de cómo se forma el precio de la energía y de que depende que esté suba o baje. Llegamos a la conclusión que el precio se formaba de forma marginal entre la oferta de producción y la demanda de energía. También sabemos que la energía resulta más barata cuando hay gran aporte de renovables sumado a poca demanda de consumo y, en cambio, es más cara cuando es necesario producir con tecnologías térmicas (carbón y gas principalmente) y hay mucha demanda de consumo.

Pero… ¿Realmente se cumplen estas leyes? ¿Existen otros factores?

La teoría está clara, simple ley de la oferta y la demanda, pero si indagamos en los precios que se están ofertando observamos que desde diciembre de 2013 no se veían valores tan altos, rondando los 90 €/MWh diarios.

¿Qué pasó en diciembre de 2013?

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) impuso una sanción de 25 millones de euros a IBERDROLA GENERACIÓN, al considerar probada la manipulación del precio de la energía eléctrica en 2013, algo calificado de conducta muy grave. En concreto, según el organismo, la eléctrica manipuló fraudulentamente el mercado mediante incrementos del precio de la oferta de las centrales hidráulicas de los ríos Duero, Sil y Tajo, entre el 30 de noviembre de 2013 y el 23 de diciembre de 2013. Las sospechas de manipulación en 2013 llevaron al Gobierno a cambiar todo el sistema de fijación de precios para evitar que la luz subiera de golpe casi el 11%, en lo que se llamó ‘el tarifazo’ de la subasta.

La hidráulica es una fuente de energía renovable, pero, a diferencia de la eólica que entra a precios bajos o incluso 0, gran parte de ella es gestionable y puede decidir cuándo producir o no mientras los embalses no lleguen a su límite y tengan que abrir compuertas sí o sí. Es decir, puede decidir no producir en horas donde el precio de la energía es económico y reservarse el agua para producir en horas caras y así obtener mayor beneficio, fenómeno llamado coste de oportunidad.

Frente a la necesidad de cubrir la demanda, Iberdrola aprovechó la situación y elevó los precios de oferta de producción con la seguridad de que casaría con la demanda y obtendría mayores beneficios. Además, cabe resaltar que las centrales hidráulicas españolas se construyeron a mediados de siglo XX, por lo que actualmente están más que amortizadas, cosa que hace que el beneficio para sus propietarios aún sea mayor.

Hubo otra situación que hizo que los precios se elevasen: la carencia de gas para alimentar las centrales de ciclo combinado. A finales del 2013, hubo centrales de ciclo combinado que no entraron en el sistema por carecer de gas debido a que sus propietarios habían revendido en gas por al alza del precio del mismo y, por tanto, no llevaron a cabo el acopio de gas necesario dado que para ellos era más rentable revender el gas que utilizarlo para la producción de energía eléctrica.

Algo similar está pasando ahora. La potencia máxima de generación de las centrales de ciclo combinado que están entrando ahora en el sistema eléctrico español es del 30% de la capacidad instalada.

En este punto, tiene razón lo indicado por el Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Es necesario cambiar el modelo del gas en España, pero no solo eso, es necesario obligar a los propietarios de las centrales de ciclo combinado a que cumplan con su responsabilidad. No debemos de olvidar, que estas centrales se construyeron con enormes subvenciones que se denominaba “incentivo a la inversión” y que ha sido de 20.000€/MW/año durante 10 años, además de contar con otro incentivo que es el “pago por disponibilidad” (también llamados pagos por capacidad).

La propiedad de los ciclos combinados está muy dispersa, siendo Iberdrola, Endesa, Gas Natural, EON y GDF Suez las que poseen la mayoría de éstas, pero, por desgracia, hay otras que están en manos de fondos de capital riesgo.

Fuente: MAPAMA

El volumen actual de las reservas de energía hidráulica es de 9.366 hm3, un 54,1 % del total mientras que a estas alturas en el año 2016 se encontraban al 79,7%, siendo la media de los últimos 10 años de 70,1%.

Fuente: AEGE

El precio del gas natural se ha incrementado alcanzando valores alrededor de 20 €/MWh, muy por encima de los precios de los que disponía en la primera mitad de 2016, pero por debajo de los precios en torno a 25 €/MWh a los que estábamos acostumbrados en los años anteriores.

Fuente: OMIE

Si observamos durante el mes de enero que tecnologías son las que fijan el precio del mercado, al ser las últimas en entrar en la casación, frecuentan la hidráulica, los ciclos combinados y la térmica. La hidráulica, y no solo la de bombeo, fija en muchas ocasiones el precio.

Otros factores que intervienen en el precio

Interconexiones Internacionales

Las interconexiones internacionales son el conjunto de infraestructuras eléctricas que permiten el intercambio de energía entre países vecinos. Sus principales ventajas son 2: contribuyen a la mejora de la seguridad y calidad de suministro y facilitan los intercambios comerciales de energía, aumentando la competencia entre los sistemas interconectados.

Pero, aumentar la competencia entre los sistemas interconectados no tiene por qué suponer una ventaja. La interconexión España-Francia supone entre 2,5 y 3 GW de capacidad. Cuando en un sistema el precio de la energía resulta más económico que en el otro, el primero importa energía al otro y viceversa. Francia, la cual dispone de gran cantidad de energía nuclear a bajo precio, tiene a importar energía a España en épocas de bajo consumo. En cambio, España, que dispone de un gran parque eólico, cuando este está generando a plena potencia baja el precio de la energía y es Francia la que se aprovecha de España.

Importar o exportar energía supone tener un incremento de la demanda o un incremento de la oferta, por lo que puede perjudicar o beneficiar al propio sistema. Con el parón de 21 de las 58 centrales francesas (el total suponen 71,8 GW de potencia instalada) desde el mes de noviembre forzó a Francia a exportar energía desde España, aumentando la demanda de España y por consecuente el precio, situación que se incrementó con el descenso de las temperaturas en los meses de diciembre y enero.

3 GW de aumento de la demanda favorece la entrada de tecnologías caras dentro de la casación del precio marginal. La interconexión entre sistemas con la finalidad de buscar el equilibrio entre ellos, en este caso ha perjudicado a España.

 

Otras materias primas

Factores como el precio del carbón, el petróleo, el CO2 o el cambio $/€ también afectan indirectamente al precio de la energía eléctrica debido a que intervienen directamente en el precio de los combustibles fósiles. Aunque los precios actuales se hayan incrementado respecto a los meses anteriores, quedan por debajo de los altos precios en los que se movían años atrás.

La situación que estamos viviendo de altos precios de la electricidad está siendo generada por el oligopolio dado que ellos tienen la llave de la generación y, además, “andan a sus anchas” en el sistema eléctrico español.

¿Dónde está la CNMC? ¿dónde está la Secretaria de Estado de Energía? Esta evolución de los precios se ve venir desde noviembre de 2016 sin que los organismos oficiales estén haciendo algo. Estos fallos del sistema eléctrico demuestran cada vez más que el sistema está hecho a su medida, a la medida de las grandes eléctricas.