Como ya sabéis, los electrodomésticos son una de las principales fuentes de consumo de luz de nuestras casas, pero no todos consumen igual. Por ese motivo, desde Oppidumenergía queremos explicaros cuales son aquellos que más consumen, junto a algunas claves para que podáis rebajar el consumo y por tanto vuestra factura eléctrica.

En primer lugar, hablaremos de la nevera, al tratarse de un electrodoméstico que se encuentra permanentemente conectado a la luz, puede llegar a consumir el 30% de la energía de nuestro hogar. Para reducir su consumo, te recomendamos no introducir alimentos todavía calientes, y abrir y cerrar la puerta durante el menor tiempo posible, ya que con estas prácticas solo conseguirás que tu nevera necesite realizar mayor esfuerzo en enfriar los alimentos y que por tanto consuma más energía.

Por último, creemos que es muy importante que escojas bien la nevera que vas a comprar, los electrodomésticos calificados con eficiencia energética A+++, permitirán que ahorremos hasta un 80% más que uno convencional.

Otro de los electrodomésticos con mayor consumo para nuestra factura es el televisor. Supone alrededor de un 12% del consumo de nuestra vivienda, y se trata de uno de los más utilizados durante el día en todos los hogares. Para reducir su consumo, podemos bajar su brillo e intentar no dejarlo en modo stand-by, ya que, aunque creamos que están apagados siguen consumiendo electricidad.

Si hablamos de la lavadora, nos encontramos ante otro de los electrodomésticos con mayor consumo. Aunque es cierto que muchos hogares ya disponen de discriminación horaria que les permite organizar su consumo, la lavadora supone alrededor de un 12% del consumo de las familias. Para intentar reducirlo, debemos evitar las medias cargas con el objetivo de esperar a que este completamente llena y aprovechar al máximo la energía que se consume. Además de esto, también es importante escoger programas cortos y con agua fría. Salvo que necesites utilizar agua caliente, con agua fría podrás lavar tu ropa ahorrarás energía.

Por último, el horno y la encimera, es difícil cuantificar su consumo ya que dependerá de su utilización, aunque debemos destacar que mientras los utilizamos ambos tienen un consumo bastante elevado.

Para intentar reducir el consumo del horno, podemos aprovechar el calor residual que desprende. Así pues, lo más recomendable es apagarlo unos 10 minutos antes de terminar de cocinar y aprovechar el calor.

En cualquier caso, como ya hemos comentado varias veces, es totalmente recomendable revisar la potencia contratada y adaptarla a la que realmente se necesita. Para ello, puedes acceder a la web de tu distribuidora donde podrás ver realmente cuál es la potencia máxima que alcanzas y adaptar tus consumos.

Si quieres más información sobre cuanto consumen el resto de tus electrodomésticos o tienes alguna duda puedes contratar con nosotros a través de nuestro correo electrónico atencionalcliente@oppidumenergia.com o llamarnos al teléfono gratuito 900 205 025.