El Ayuntamiento de Valencia ha recibido una subvención de los fondos europeos Feder,  con la que sustituirá alrededor de 11.500 farolas de toda la ciudad, por otras de tecnología led.

Gracias a esta subvención, la ciudad modificará parte de su alumbrado público, consiguiendo así reducir en un 50% su gasto energético, además de ahorrar más de 15 millones de euros, con los que la ciudad podrá financiar nuevos proyectos relacionados con la sostenibilidad o la eficiencia energética.

Con este nuevo plan de ayudas de los fondos Feder, además de reducir el consumo energético y los gastos públicos, Valencia se suma a las muchas ciudades europeas que ya luchan contra la emergencia climática que vivimos en la actualidad.